Loading...

     Madre me acoge en su pecho caliente día a día.
     Abuelo y su cojez retumban el tablado.
     Aurora es joven, no piensa aún en casarse: sueña.
     Olema ya comienza por pintarse las uñas.
     (Aún Perucho no ha muerto.)
     Mamá de vez en vez teclea en el piano.
     Antonio es cocinero
     y Salvador es el que empuja el carro.
     ¡Enrique!
     ¡Falta Enrique!…
     (Enrique fue el que malgastó el dinero…)


      Tomado de Poéticous.

6

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse