Loading...

       Sappho

       Assisse sur les rocs que bat lʼonde hurlante,
   Sappho, la poétesse exquise de Lesbos,
   Regarde vers le sud, comme un vol de corbeaux,
   Fuir des barques de mer dans une course lente.

       Plus la barque sʼéloigne et fend lʼeau violente,
   Plus elle sent son cœur, empli dʼespoirs si beaux,
   Déchirer un par un et lambeaux par lambeaux
   Ses projets, ses désirs dʼamoureuse brûlante.

       Car cʼest le bien-aimé qui fuit le sol natal,
   Phaon quʼelle adorait, quand il la hait brutal,
   Phaon pour qui, brisée, elle est là, sur la grève…

       Le flot chante à ses pieds de caressants accords,
   Et lorsque en les brouillards de la nuit meurt son rêve
   A la vague farouche elle libre son corps. 

                                                                                 Ed. Cornélius Price (1891).

   
      Safo

                 (Traducción libre)

       En las peñas do brama la rompiente,
   Safo, de Lesbos la inmortal cantora,
   Mira hacia el Sur, cual banda voladora,
   Barcas que huyen forzando la corriente.

       Y cuando hienden más la mar hirviente,
   Sintiendo va que el corazón desflora
   Tanta y tanta esperanza halagadora,
   Dulces proyectos y anhelar ferviente.

       Porque es el que ella adora y la desprecia,
   Faón, por quien allí sufre y delira,
   Faón, quien deja para siempre a Grecia.

       Canta el agua con ritmo misterioso, 
   Y cuando con la luz su sueño expira
   Busca en el mar a su dolor reposo.

Portada del ejemplar de La Habana Elegante donde aparecieron estos sonetos. Nótese también la publicación allí de “Nostalgias”, uno de los más conocidos y bellos poemas de Julián del Casal.

Tomados de La Habana Elegante. Semanario ilustrado, literario y artístico. Crónica de los salones. La Habana, 12 de abril de 1891, Año IX, Núm.13. p.6. Ejemplar digitalizado por la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y tomado de su sitio web. 

4
También en El Camagüey:

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse
¿No tienes cuenta? Créate una o inicia sesión.