Loading...

Aunque falte a tu vida...

3

Aunque falte a tu vida...

3

     Aunque falte a tu vida la paz, y la alegría
     nunca te sonriese sobre el camino adverso,
     que llene tu existencia siempre la poesía
     como ha de rebosar el molde de tu verso.

     Con los ojos cerrados busca el mundo en ti mismo;
     la mujer que no has visto, la ciudad que no existe;
     y, al abrirlos, tus ojos verán en espejismo
     aparecer la vida como tú la quisiste.

     No sentiremos nada de nuestro ser distinto,
     y todo será unánime, el gusano y la flor;
     y viviremos siempre sin salir del recinto
     de la luz que proyecta nuestro sueño interior.

     No cegará tus ojos el esplendor del mundo,
     y pasarás, sonámbulo, absorto en tu universo,
     mientras late tu alma en el ritmo profundo
     que toma de la vida el alma de tu verso.

     Nada sobre la Tierra te será indiferente;
     mirarás a las cosas con mirada segura;
     serás luna en la luna que baja hasta la fuente,
     serás llama en la llama que sube hasta la altura.

     Sólo sabrás dos cosas: de amor y de belleza.
     Lo demás... nada importa. Toda la vida es
     amar; sentir lo bello; tener una tristeza
     para que un alma hermana nos la cure después.


      Tomado de Poéticous.

8

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse