Loading...

Odio cordialmente la literatura que consiste en escribir sin objeto ideológico o imperativo estético. Logorrea pensada y combinada en filigranería. Leo, algunas veces, cosas como peleles. Si arrojarais al aire la obra, al caer, tal cual un muñeco de trapo, sustancialmente se derrumbaría, volviéndose una masa informe, porque no tiene eje.

Sólo está permitida la retórica natural, cuando responde al desbordamiento de la sensibilidad, que cuaja repentinamente en formas bellas y violentas, o inefable expresión indirecta. Lo demás se llama artificio.


Incluido en Mallorca (Prosa y verso), Santiago de Chile, 1938, tomado de Emilia Bernal: Antología literaria. Verso, prosa y traducción poética. Selección e introducción de Manuel J. Santayana Ruiz. Prólogo, edición y notas de Emilio Bernal Labrada. Nueva York, Academia Norteamericana de la Lengua Española, 2020, p.217.

4

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse