Loading...

Cartas a Carlos Manuel de Céspedes

4

Cartas a Carlos Manuel de Céspedes

4

C. Presidente

Acabo de enterarme de que en la sesión de ese Gobierno del día de hoy protestando Ud. contra la continuación de abono de sueldo a mí como Mayor Gral. por haber cesado ya en el mando de la División del Camagüey manifestó U. que escribiría a la Junta Cubana de New York para que no abonara más sueldo de sus fondos y sé los diera del peculio de U.

Mi honor ofendido se alarma a la sola consideración de U. alimente por un instante siquiera la ilusión de que el Mayor General Ignacio Agramonte Loynaz pueda recibir una limosna de nadie ni un favor del Presidente Carlos Manuel de Céspedes y devuelve a U. su oferta con el desprecio que ella merece por sí y por la persona de quien tiene origen.

El ofrecimiento de parte de U. de abono a su cargo de un peculio imaginario es una farsa miserable que no es primera ocasión que U. en juego: el ofrecimiento de un donativo del Presidente de la República al Mayor General Agramonte que renunció al mando de la División del Camagüey porque sus opiniones y su conducta se hallan en diametral oposición a la de aquel es ofensión a la dignidad del gefe (sic): el ofrecimiento de un donativo de Carlos Manuel de Céspedes a Ignacio Agramonte Loynaz es el colmo de la injuria. El gefe (sic) y el caballero ciudadano arrojan al rostro de U. el lodo con que ha querido mancharles ofreciéndole de su bolsillo. Como gefe (sic) estoy dispuesto a responder ante los tribunales competentes de la República y como caballero donde U. quiera. —I. Agramonte Loynaz


División del Camagüey
Ctel. Gral. en Las Filipinas y Julio 21 de 1872
C. Presidente Carlos Manuel de Céspedes

C. Presidente

Tengo la satisfacción de acusar a U. recibo de su comunicación de marzo 8, del corriente, n° 63, por la cual se sirve ceder a esta División las armas de precisión pertenecientes a la Escolta del Gobierno que quedaron en este Distrito. Las fuerzas de mi mando agradecen debidamente este obsequio, prometiéndose hacer el mejor uso de él en provecho de la causa nacional y lo estiman tanto más cuanto que es un buen testimonio de los buenos propósitos de U. en favor de ella.

Soy de U. con la mayor consideración

Y. Agramonte y Loynaz


Ctel General, Filipinas, Julio 21/1872
C. Presidente Carlos Manuel de Céspedes

C. Presidente

Lleno de satisfacción devuelvo a Ud. cordialmente el saludo de Año Nuevo que se sirve enviarme, al terminar en su circular num. 27 “B”, la reseña de los acontecimientos de la guerra que tuvieron lugar el pasado año. Los hechos citados no pueden menos de robustecer la fe de todos los buenos en el triunfo de nuestra bandera, y si algún obstáculo pasajero se presenta, el sólo sirve para hacernos redoblar nuestros esfuerzos.

Grato me es asegurar que las fuerzas del Camagüey se hallan en el mejor espíritu, siempre dispuestos a cooperar en la obra de nuestra redención, sosteniendo el prestigio del Gobierno de la República.

Acepte Ud. las seguridades de mi más alta consideración.

Y. Agramonte y Loynaz


Tomadas de Juan Jimenez Pastrana:
Ignacio Agramonte. Documentos. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales, 1974, pp.221-222 y 229.

6

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse