Loading...

La poesía esclava

La poesía esclava

(A Aurelia Castillo)

     Con túnica de nácar, pasa pura
     una dulce, una espléndida figura
     más blanca que el jazmín.

     Es un ángel con alas estrelladas,
     un ángel celestial que lleva atadas
     las manos de marfil.

     Tú eres esa beldad tierna y sombría
     ¡adorable y celeste Poesía!
     ¡prisionera inmortal!

     ¿Cuál es tu culpa, ¡oh cándida acusada?
     —¡Sobre mi frente pálida y sagrada
     llevar la Libertad!

      Tomado de Poéticous.

 

4

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse