Loading...

    Cuando en los prados de mi Cuba hermosa
    mi guajira gentil llena su falda
    de frescas hojas de jazmín y gualda
    para jugar con ellas primorosa; 

    cuando vaga sencilla y majestuosa
    sobre la verde alfombra de esmeralda,
    y de flores bellísimas guirnaldas
    se coloca en su frente candorosa; 

    las aves la saludan dulcemente,
    el sol la baña con sus rayos rojos,
    y en sus labios perfúmase el ambiente; 

    los guajiros adorándola de hinojos,
    y yo embriagado de pasión vehemente,
    de amor me abraso en sus divinos ojos.


Tomado de Antología del soneto hispanoamericano. Selección y prólogo de Mirta Yáñez. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 2018, p.49.

6
También en El Camagüey:

El boletín de El Camagüey

Recibe nuestros artículos directamente en tu correo.
Subscribirse
¿No tienes cuenta? Créate una o inicia sesión.