Loading...

Eduardo Agramonte Piña

historia
Carta a Matilde Simoni Argilagos (3)
Por Eduardo Agramonte Piña  |  13 de marzo, 2021

¿Cómo puedes creer que yo pudiera incomodarme contigo y regañarte porque me des tus consejos? Al contrario, vida mía, yo tengo siempre el más vivo placer en consultarte, pues yo sé bien que tu criterio es muy bueno y tu talento muy claro, y lo que me pesa es que tú no seas siempre bastante franca par...

historia
Carta a Matilde Simoni Argilagos (2)
Por Eduardo Agramonte Piña  |  06 de marzo, 2021

...y tú, mi bien, mi amor, mi felicidad, mi gloria, mi consuelo, mi esperanza, mi ídolo, mi todo, recibe el amor y el corazón de tu amantísimo que te idolatra, Eduardo.

historia
Carta a Matilde Simoni Argilagos (1)
Por Eduardo Agramonte Piña  |  06 de marzo, 2021

El lobo es lobo aunque le saquen los dientes. Dios quiera que yo me equivoque y que esas libertades vengan reconocidas y bien garantizadas y que todos las aceptemos buenamente. Nadie se consideraría con eso más feliz que yo, pues volveré de nuevo al seno de mi familia sin haber perdido el fruto de mi...

Sobre el autor

La vida de Eduardo Agramonte Piña (Camagüey, 1841 - San Miguel del Chorrillo, 1872) fue un ejemplo de esa confluencia de aptitudes que hicieron singulares a muchas personalidades de nuestra historia. Médico cirujano, fue también profesor del Instituto de Segunda Enseñanza de Puerto Príncipe. En Guáimaro, fue nombrado Secretario del Interior de la República de Cuba en Armas, coronel del Ejército Libertador: fue autor de una pequeña compilación de obras sobre el arte militar: Memorándum sobre el arte de la guerra, a la cual adicionó “de forma didáctica, ejemplos concretos de la experiencia cubana, así como aspectos de la legislación militar mambisa”, y como si fuera poco, era músico —como otros Agramonte— por lo que nos legó algunos de los toques de corneta del Ejército Libertador. Murió el 8 de marzo de 1872 en el combate de San José del Chorrillo, protegiendo la retirada de sus compañeros (Elda Cento Gómez).